Asma



El asma es una enfermedad crónica que interfiere con la capacidad de respirar de una persona. El asma afecta los conductos de las vías aéreas que llevan el aire a los pulmones.


 

El asma provoca tres cambios en los pulmones:

  • Inflamación o hinchazón de las vías aéreas.
  • Aumento de la producción de moco en las vías aéreas.
  • Contracción de los músculos de las vías aéreas.
 

A menudo, el asma no tiene una causa conocida.

A veces se debe a una alergia al polvo transportado por el aire, a la caspa de los animales o al moho. Las cucarachas también pueden ser un factor. También hay una tendencia a que el asma afecte a los miembros de una misma familia.

El National Institute of Health (Instituto Nacional de Salud, NIH) determinó que la mayoría —pero no todos — los casos de asma pueden relacionarse con alergias.
 
Las personas que tienen asma respiran normalmente casi todo el tiempo.
Ocasionalmente, tienen ataques o exacerbaciones, que les dificultan la respiración. La causa de esos episodios suele ser la exposición a desencadenantes que provocan una reacción en las vías aéreas.
 
Los desencadenantes incluyen:
  • Humo de cigarrillo.
  • Polen.
  • Caspa de animales.
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (gastroesophageal reflux disease, GERD).
  • Ácaros
  • Virus: las infecciones virales pueden ser la causa más común de las exacerbaciones del asma.
 

La forma más común de prevenir los ataques de asma es tomar medicamentos preventivos.

Esos medicamentos se llaman medicamentos de control a largo plazo. También debe tratar de evitar siempre que pueda los desencadenantes que le provocan los ataques,
 
Compilado de las siguientes fuentes: National Heart, Lung, and Blood Institute.
 

Vea más información sobre el programa The Coach’s Asthma Clipboard Program  y haga la prueba interactiva.