Enfermedad renal crónica (CKD)


La enfermedad renal crónica (chronic kidney disease, CKD) implica que desde hace un tiempo los riñones no funcionan como deberían. Los riñones tienen un trabajo importante: son los encargados de filtrar la sangre. Son los que eliminan los productos de desecho y el líquido extra y los sacan del cuerpo en forma de orina. Cuando los riñones no funcionan bien, los desechos se acumulan en la sangre y producen enfermedades.
 
Cada riñón tiene aproximadamente un millón de filtros diminutos.
Si los filtros se dañan, dejan de funcionar. Por un tiempo, los filtros sanos pueden cubrir el trabajo extra. Pero si el daño continúa, cada vez más filtros dejan de funcionar. Después de cierto punto, los filtros que quedan no pueden filtrar la sangre suficientemente bien para conservar la salud.
 
Una manera de medir si los riñones funcionan bien es calcular la tasa de filtración glomerular (glomerular filtration rate, GFR). La GFR por lo general se calcula con los resultados del análisis de creatinina en sangre. Luego se calcula el estadio de la enfermedad renal a partir de la GFR. Hay cinco estadios de enfermedad renal, que van de daño renal con GFR normal a insuficiencia renal.
 
Podemos hacer algunas cosas para enlentecer o detener el daño de los riñones.
Tomar medicamentos y hacer algunos cambios en el estilo de vida puede ayudar a manejar la enfermedad y sentirse mejor. La enfermedad renal crónica también se llama insuficiencia renal crónica o falla renal crónica.
 

Puede parecer que la enfermedad renal crónica aparece de repente. Pero en realidad se va desarrollando durante muchos años como consecuencia del daño de los riñones.

Haga la prueba de salud renal.
 
Fuente:
National Kidney Foundation, www.kidney.org