Diabetes



La diabetes es una afección que influye en la forma en que el cuerpo usa los alimentos para producir energía. La diabetes aparece cuando el cuerpo no puede procesar el azúcar correctamente. Por lo general, el azúcar circula en la sangre y allí espera a ingresar a las células, que usarán el azúcar como combustible.
 
Tener diabetes significa que el cuerpo tiene problemas para usar el azúcar como combustible. El cuerpo necesita insulina para usar el azúcar como combustible. En las personas con diabetes, el cuerpo no produce suficiente insulina o bien esta no funciona muy bien. Los niveles de azúcar en sangre suben demasiado.
 
Hay dos tipos principales de diabetes establecida. Las personas que tienen diabetes tipo I no pueden producir nada de insulina. Las personas que tienen diabetes tipo II pueden producir insulina pero las células no responden a ella. En cualquiera de los dos casos, el azúcar no puede pasar a las células. Los niveles de azúcar en sangre suben. Los niveles altos de azúcar provocan complicaciones graves con el tiempo.
 
Usted puede aprender a controlar su azúcar en sangre. Puede hacerlo si equilibra los alimentos, las inyecciones de insulina u otros medicamentos, el ejercicio y el estrés en su vida. Tener un buen control del azúcar ayuda a sentirse bien. También ayuda a disminuir el riesgo de problemas oculares, renales y de otro tipo relacionados con la diabetes.
 
Fuente:
 Diabetes Care, care.diabetesjournals.org