Consumo de riesgo de alcohol



No siempre es fácil ver en qué momento su modo de beber pasa de un consumo moderado o social a un problema de bebida. Si bebe alcohol para lidiar con los problemas o para evitar sentirse mal, es posible que tenga un problema con el alcohol. El alcoholismo y el abuso del alcohol pueden tomarlo por sorpresa. Es importante conocer los signos de alerta. Si tiene signos de alerta, tome medidas para reducir el consumo. Entender el problema es el primer paso para superarlo.


¿Qué es una bebida estándar?

Una bebida estándar equivale a:

  • 12 onzas de cerveza (graduación alcohólica de 5%).
  • 8 onzas de licor de malta (graduación alcohólica de 7%).
  • 5 onzas de vino (graduación alcohólica de 12%).
  • 1.5 onzas o un “trago” de bebidas espirituosas o licor de 80 grados "proof" (graduación alcohólica de 40%) (por ejemplo, gin, ron, vodka, whisky).


¿Qué es el consumo de riesgo de alcohol?

El consumo de riesgo de alcohol también se denomina consumo excesivo. Implica beber más de una determinada cantidad de bebidas alcohólicas ("tragos") en un día o una semana:
 
Hombres: más de cuatro tragos en un día o más de 14 tragos en una semana.
Mujeres: más de tres tragos en un día o más de siete tragos en una semana.
 
¿Por qué son distintos los límites para los hombres y las mujeres? Por lo general, las mujeres pesan menos que los hombres. El alcohol va al agua corporal. Las mujeres tienen menos agua corporal que los hombres.  Después de beber la misma cantidad de alcohol, la concentración de alcohol en la sangre de la mujer es más alta.
 

Signos de consumo de riesgo de alcohol

La bebida es un problema si provoca inconvenientes en las relaciones, la escuela, las actividades sociales o la manera en que usted piensa y lo que siente. Es posible que tenga un problema con el alcohol si:

  • Siente culpa o vergüenza por la forma en que bebe
  • Les miente a los demás u oculta sus hábitos de bebida
  • Tiene amigos o familiares preocupados por su manera de beber
  • Necesita beber para relajarse o sentirse mejor
  • Pierde la conciencia u olvida lo que hizo mientras estaba bebiendo
  • Bebe regularmente más de lo que se proponía 
 

Hay una diferencia entre el abuso del alcohol y el alcoholismo (también llamado dependencia del alcohol). A diferencia de los alcohólicos, las personas que abusan del alcohol tienen cierta capacidad para poner límites a la cantidad que beben. No obstante, su consumo de alcohol es igualmente autodestructivo y peligroso para sí mismos y para los demás.

 

Vea más información sobre los signos y síntomas del abuso del alcohol y el alcoholismo.

Descargar un PDF de esta página​

Fuentes:
National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism, National Institutes of Health
Centers for Disease Control and Prevention
National Council on Alcoholism and Drug Dependence, Inc.
National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism (NIAAA)